Legitimación del tratamiento

La base legal para el tratamiento de los datos es su consentimiento otorgado para llevar a cabo las finalidades anteriormente descritas, que se solicitará en el momento de marcado de la casilla correspondiente a la hora de recoger sus datos.

El no facilitar los datos personales solicitados o el no aceptar la presente política de protección de datos supone la imposibilidad de subscribirse, registrarse o recibir información de los productos y servicios del Prestador.

En los casos en que exista una previa relación contractual entre las partes, la legitimación para el desarrollo de las obligaciones administrativas, fiscales, contables y laborales que sean necesarias en virtud de la legislación vigente será la existencia previa de la relación comercial establecida entre las partes.